fernando_acero (fernando_acero) wrote,

Salvar la vida a un gorrión... una experiencia maravillosa

Entre los meses de marzo y septiembre, fechas en las que cría el gorrión doméstico, (Passer Domesticus), es frecuente encontrar polluelos o volantones, algo más crecidos y con "voceras" en el pico, que se han caído del nido y no se pueden valer por ellos mismos. Esto suele ocurrir después de tormentas, o en días muy calurosos, en los que los animales se caen del nido en un intento de escapar del calor. Los gorriones criados en el entorno doméstico son muy curiosos e inteligentes y se relacionan muy bien con toda la familia. Pero antes de recoger al pájaro, debemos estar seguros de que está abandonado. Los pollos, cuando son volantones, suelen abandonar el nido para sus prácticas de vuelo, mientras siguen siendo alimentados por sus padres. Muchas veces se recogen pollitos que creemos "abandonados" y se lo estamos quitando a sus padres. Por tanto, mi recomendación es que antes de recoger un polluelo que creamos perdido, nos aseguremos (retirándonos a una distancia prudencial, y observando) que los padres no están en las cercanías y en todo caso, recogerlo si por las proximidades de un gato y otras circunstancias, como una carretera o calle, corren peligro.

Muchas personas, con toda su buena intención, los recogen de la calle para comprobar al poco tiempo que no comen nada y se mueren de inanición o de "tristeza", como dicen algunos, pocos días después. Sin embargo, todo el mundo que la logrado sacar uno adelante, reconoce que convivir con ellos ha sido una experiencia maravillosa y hay muchas historias curiosas relacionadas con los gorriones. Pero seamos realistas, podemos decir, sin duda alguna, que es muy difícil sacar adelante un animal de estos, pero también es cierto, que si los dejamos, no tendrán ninguna oportunidad. Incluso en la naturaleza y con el cuidado de sus padres, el éxito de la cría es de un 50%. Por ello, debemos estar preparados para lo peor cuando iniciemos la aventura, sin ir más lejos, hace una semana se nos murió un precioso volantón de verderón que encontraron en la calle unos amigos de mis hijos. La verdad es que llevaba casi tres días sin comer y el animal murió de un infarto en mi mano cuando intentamos alimentarle, ni que decir que me dio una gran pena. Pero lo cierto es que es no es imposible salvarles la vida si actuamos a tiempo y con conocimiento y os aseguro por mi experiencia personal, que es algo maravilloso y gratificante para toda la familia.

Seguidamente os daré algunos consejos, al tiempo que os hablo un poco de los tres gorriones que viven en casa con nosotros, pero el mejor consejo de todos, es tratarlos con dignidad, mucho cariño y hablarles con un tono tranquilizador, que al poco tiempo lo reconocerán perfectamente, de hecho, podrás ver que se ponen muy contentos o que incluso volarán a tu lado, cuando les digas algo.

LA COMIDA; NUNCA LECHE, NI COMIDA DE PERIQUITOS

Lo primero que debemos saber es que estos animales no comen solos cuando son pequeños y que no les sienta bien el pan mojado en leche y de hecho, lo suelen rechazar cuando se los ofrecemos, pero si es lo que le damos, lo más probable es que acabe muriendo deshidratado con graves problemas intestinales. Muchas veces, cuando pensamos que el animal se ha negado a comer por estar cautivo o asustando, lo que ocurre realmente es que el animal no quiere comer algo que no le gusta, o que no le sienta bien, por lo que debemos intentar con otra cosa, pero pensando en lo que comen ellos en la naturaleza y sin recurrir a abrirles el pico a la fuerza, que es una medida que solamente se debe tomar en casos desesperados. Cuando vinieron a recuperar un polluelo de una especie exótica que habíamos encontrado en el pueblo, la persona que vino nos comentó que en esos casos usan un catéter muy fino (de ventas en farmacias) que le introducen hasta el primer buche. De esta forma incluso alimentan animales tan delicados y pequeños, como las crías de murciélago, pero para hacer esto, sería necesario que nos enseñase un veterinario. Recodad que cuanto menos estrés, mejor para el posterior comportamiento del animal con las personas.

NOTA IMPORTANTE DEL 30 DE JUNIO DE 2008

Al parecer, hay cierta relación entre la comida específica de periquitos y la muerte de gorriones, es posible que dicha comida tenga algún componente que no les sienta bien. Procurad no darle este tipo de comida, la de canarios funciona bien y no supone un peligro para ellos. Ya me han informado de varios casos, por lo que es conveniente tener cuidado con este asunto.

IÑAKI, EL PRIMERO QUE LLEGÓ A CASA

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Aquí en la foto se puede ver un hermoso y apuesto macho, que en agosto hará un año y que se llama Iñaki. Iñaki se cayó del nido con su hermano en Corral de Ayllón (Segovia), cuando solamente tenía dos días de edad. Su hermano se golpeó al caer y falleció esa noche de una hemorragia interna, por lo que no pudimos hacer nada por él. Fue una pena ya que estaba muy espabilado y era el dominante del nido, por su tamaño y comportamiento inquieto. Aquí un consejo, hay que tener cuidado cuando no tienen el plumaje en condiciones, por ejemplo, cuando lo tienen mojado o está incompleto, ya que si se caen desde una altura pequeña, se pueden hacer mucho daño. Tampoco se deben manosear demasiado ya que podemos estropearles el plumaje, que su protección contra el frío y el calor.

Ni que decir que en aquella época Iñaki era mucho más "feo" que ahora, tenía los ojos cerrados, era casi todo cabeza y pico, no tenía ni una pluma y abría la boca, piando como un loco cuando se acercaba alguien para pedir comida. Lo sacamos adelante con pan mojado en agua para que no se deshidratase, ya que en aquella época hacía mucho calor. Quiero señalar, que aunque no lo parezca, los gorriones son unos grandes bebedores de agua. Una buena pista para ver si la alimentación y el agua se suministran en las cantidades adecuadas, es controlar la frecuencia y apariencia de las deposiciones. Si vemos que son demasiado secas, es que necesita más agua y mejor líquidas que secas. Igualmente, la cantidad de comida y la cadencia de las tomas las podemos controlar con el tamaño del buche, que no debe ser mayor que un guisante cuando le acabamos de dar de comer.

Cuando Iñaki abrió los ojos, como no conocía otra cosa, siguió comiendo de nuestra mano y no extrañaba a nadie. Su alimentación se basó en arroz cocido y pan ya no tan mojado en agua. Al poco tiempo, teniendo todavía "voceras", comenzó a comer y beber solo. En esta época vivía dentro de un calcetín y solamente sacaba la cabeza para comer y su trasero, para hacer sus necesidades, ya que no le gustaba manchar "su nido". Sin embargo, el retraso en su plumaje nos hizo pensar que la alimentación no era buena. Efectivamente, tras una visita al veterinario nos dimos cuenta de que necesitaba más vitaminas y proteínas para desarrollar su plumaje, por lo que recordad que una buena forma de garantizar una correcta alimentación de un gorrión es la variedad y son casi omnívoros. Como nos comenta un amable estudiante de veterinaria más abajo, hay que tener cuidado con el pan ya que tiene bastante sal y ello puede provocar su deshidratación. Nos recomienda el arroz cocido, mejor integral y los cereales germinados. Para germinarlos se puede adquirir un económico germinador en un herbolario, que además, nos servirá para que nosotros disfrutemos de esos maravillosos alimentos que son los germinados. Durante la vida del animal, hay que asegurarse de que la dieta tiene proteínas, para ello, lo mejor es la pasta de cría de canarios, que se vende en tiendas de animales, el pienso seco de gato que tiene menos grasas que el de perro, aunque el de perro también puede servir en caso de emergencia y que en los tres casos debemos diluir con agua templada hasta que se convierta en pasta medianamente líquida..

Con unas gotitas de vitaminas en el agua y un poco de pasta de cría, a los pocos días Iñaki comenzó a mostrar el bonito plumaje que tiene ahora (esta dieta se la reiteramos de vez en cuando como complemento de su alimentación, aunque es muy curioso e intenta comer de todo lo que comemos nosotros). Los gorriones son casi omnívoros, aunque obtienen la mayor parte de sus proteínas de insectos y larvas, sobre todo en el crecimiento. Hay que señalar, que cuando son pequeños no comen solos y que inicialmente, si ya han comido de sus padres y tienen los ojos abiertos, no aceptarán como alimento el pan mojado en agua o cosas demasiado sólidas. También hemos de decir que no todos los insectos son buenos, por ejemplo, los gusanos de la harina, que se usan con frecuencia para pescar, a la larga son tóxicos para los gorriones, en su lugar hay que usar larvas de dípteros, además de moscas o mosquitos (ojo con las hormigas, que tienen ácido fórmico y les pueden hacer daño). Más adelante veremos la forma de actuar en los casos en los que el animal no quiere comer.

LA VIDA DE IÑAKI EN CASA

Hablemos un poco de la vida de Iñaki en casa. Los gorriones son unos animales muy curiosos e inteligentes, por lo que se adaptan rápidamente al entorno y a nuestra vida. Si somos cuidadosos de no crearles estrés pronto se harán a la casa y convivirán cómodamente con nosotros. El gorrión está considerado un pájaro cantor, por lo que podemos ver si está contento o no por su canto, aunque al poco tiempo, casi entiendes lo que te quieren decir, incluso piden comida y agua, algo que debemos tener en cuenta, cuando se encuentran fuera de la jaula mucho tiempo, como es el caso de Iñaki.

Iñaki vive con nosotros, casi siempre está suelto por casa y lo que más le gusta, es estar en el salón encima de alguno de nosotros, o como poco, lo más cerca posible, por lo que nos sigue a todas partes (recordad también que son animales gregarios, que se organizan en grupos). Ahora que estoy escribiendo esto, está sentado en mi hombro, como tantas veces, mirando la pantalla y muy adormilado, ya que se siente agusto. Aunque vive en estrecho contacto con nosotros, no se deja coger y si lo logras, se defiende a picotazos y mordiscos para que lo sueltes. Pero en ocasiones, no hay más remedio que cogerlo y es una operación que se debe hacer con cuidado, hablándole para que se tranquilice y sin apretar demasiado, lo que provoca que en ocasiones se escape, pero es mejor eso, que hacerle daño. Aunque no le gusta que le cojamos, también es cierto que está acostumbrado a ello y sabe que no le hacemos daño, pero cuando se lo huele, cambia su comportamiento para que no le cojamos, lo que para él es una especie de juego al que nos reta piando de forma escandalosa cada vez que se escapa, como si se riera de nosotros. Señalar, que si la jaula está abierta, él entra y sale a su antojo y en ocasiones, no quiere salir, por lo que lo mejor es no forzarle aunque te apetezca jugar con el, pero se le suele convencer bastante bien si le llamas un par de veces y le hablas con cariño o si le enseñas alguna de sus "golosinas" favoritas.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Aquí Iñaki encima de mi cabeza. Como se puede apreciar , mi "plumaje" a diferencia del de Iñaki, es escaso, seguramente por falta de proteínas ;-).

UNOS TRUCOS Y ALGO SOBRE SU COMPORTAMIENTO

Aquí un par de trucos, si tienes que guardarlo o cogerle para algo, puedes esperar a que se pose en algún sitio y apagar las luces, los pájaros no suelen volar si no pueden ver, pero no las apagues si está volando ya que se puede hacer daño con algún obstáculo. También es cierto, que esta regla no la cumplen demasiado bien cuando son jóvenes y no "saben" que volar a oscuras es algo que solamente hacen los murciélagos y los humanos. Como está suelto, suele ensuciar algunas cosas, una buena solución son las toallitas húmedas, que es mejor usarlas antes de que se sequen las deposiciones. Para que el pájaro se sienta cómodo, de vez en cuando hay que proporcionarle un recipiente con agua para que se bañe y una bandeja con arena fina, para que se de los baños de polvo que usan para desparasitarse, de hecho si no lo tiene intentará hacer el ritual con nuestro pelo o con la ropa, pero ello no significa que tenga parásitos, solamente es su instinto. Por cierto, antes de que se me olvide, si se recoge un gorrión u otro pájaro de la calle, es conveniente desparasitarlo previamente, usando para ello un spray especial para pájaros, que debes usar una vez al día durante 5 días. Ten cuidado cuando lo uses, para no rociar a menos de 50 cm y no alcanzar sus ojos o la comida.

Iñaki tiene claras preferencias por los miembros de la familia y parece que me está esperando que entre por la puerta para saludarme con mucho jolgorio y posarse en mi cabeza u hombro y puedo decir que es una de las sensaciones más gratificantes que se pueden sentir. Iñaki está tan integrado en la familia, que aunque tenga la ventana abierta, no tiene ningún interés por lo que ocurre en el exterior y nunca ha intentado salir de la casa, es más, casi no le gusta salir del salón o de mi despacho, al que me visita con frecuencia. Cuando andan sueltos, sobre todo, cuando son pequeños hay que tener cuidado de no pisarlos o sentarse encima de ellos. Curiosamente, cuando lo perdíamos de vista, para evitar esto, lo llamábamos por su nombre y al poco tiempo acabó contestando o asomándose para que le viéramos, algo que parece increíble pero también ha tenido otros muchos detalles que demuestran que es muy inteligente.

Por ejemplo, cuando no le hago caso, me tira papeles, para lo que demuestra tener mucha fuerza, o simplemente, me pega picotazos en el cuello. También le gusta jugar con cosas que hacen ruido, como la puerta de la jaula, o el gancho de colgarla y con papeles de celofán de los caramelos. Un día que yo estaba comiendo pipas de girasol, me robó una de la mano y al ver que no la podía abrir, al poco tiempo me la dejó en la otra mano para que se la pelase, algo que nos dejó sorprendidos a todos los que estábamos en casa. A Iñaki le encantan las patatas fritas, sobre todo, si se las das de tu boca, así como las nueces, el arroz cocido, las pipas de girasol, los bollos, el pan y el jamón aunque intenta probarlo todo. Sin embargo, aunque ha cazado algunos y se los ha comido, no tiene mucho interés por los insectos.

Hay que señalar, que ese no es el mismo comportamiento de Pili y Loli, que fueron recogidas cuando eran mayores y que ahora tienen 20 y 10 días respectivamente, pero también es cierto que están comenzando a imitar muchos de los comportamientos de Iñaki, cuando se relacionan con los miembros de la familia. Sin duda, la más cariñosa es Loli, que está deseando siempre que la cojan, algo que también asocia a la comida.

PILI, LA SEGUNDA EN LLEGAR A CASA

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Aquí podemos ver una foto de Pili en mi hombro. Este es un comportamiento natural y que ha imitado de Iñaki.

La siguiente en entrar en casa fue Pili, una hembra que tendría no más de 15 días y que le ayudó mucho para salir adelante ver a Iñaki jugando con nosotros, aunque también es cierto que Iñaki ha mostrado celos y en ocasiones la picotea, aunque no con demasiada fuerza. Pili cayó sobre nuestro coche en Titulcia, un día de mucho calor y tuvimos muchos problemas al principio ya que no quería comer nada de lo que nos había servido para sacar adelante a Iñaki. Probando y probando, descubrimos que lo que más le gustaban eran los insectos, como moscas y hormigas. Algo lógico ya que se había criado en un entorno rural, con agua y charcos cercanos, por lo que mis hijos se tuvieron que entretener un par de días cazando insectos y entre mosca y mosca, le intentábamos dar arroz cocido, que fue aceptando poco a poco y ahora, puedo decir que le encanta y que lo come en grandes cantidades. Pili es muy lista y pronto comenzó a picar ella sola del suelo de la jaula, por lo que le pusimos una placa de plástico sobre la que le poníamos la comida para que fuera aprendiendo a picotear. Para enseñarle a usar el bebedero, le echamos insectos en él, de esa forma, al intentar cogerlos, notaba que allí había agua lo que aprendió rápidamente. A los tres días era tan autónoma en la alimentación como Iñaki, aunque no le gustaba la jaula e intentaba salir de casa, con lo que se topó con los cristales en varias ocasiones, pero ahora adaptada a su nuevo entorno y no tiene ese comportamiento. Poco a poco y gracias a una jaula de cría, que le permite ver a Iñaki, Pili se fue tranquilizando y ahora, en lugar de buscar lugares elevados inaccesibles a nosotros con la intención de que no la cojamos, intenta estar siempre al lado de Iñaki, lo que hace que imite gran parte de su comportamiento, posándose también encima o cerca de nosotros. Pili duerme en un nido que tiene en la jaula y es muy graciosa, tiene un bonito plumón gris claro y unos ojos muy expresivos.

LOLI, LA ÚLTIMA EN LLEGAR

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Bonita foto de Loli (derecha) junto a Pili (izquierda), de nuevo, la foto no ha sido preparada, es su comportamiento natural en una "visita" a mi lugar de trabajo.

La última en entrar en casa ha sido Loli y es con la que hemos tenido más problemas para sacarla adelante (realmente todavía estamos en ello), ya que se recogió cuando tenía solamente 9 días. Loli es de Ciempozuelos y fue salvada por los pelos de las garras de un gato que la merodeaba. Al contrario de Pili, Loli no reaccionaba a los insectos que le mostrábamos y había que buscar alguna forma de que comiera algo pero ¿qué? y ¿cómo?. Al principio, intentamos preparar una pasta con agua (caliente para que sea más sencillo deshacer la pasta cría, pero no había forma de que abriera el pico cuando le presentábamos la jeringuilla. Durante 24 horas solamente logramos que bebiera algo de agua que le dábamos con una jeringuilla pequeña, dejando una gota en la comisura del pico y de la que bebía lentamente, algo fundamental para que no se deshidratase mientras que encontrábamos algo que quisiera comer. Según me ha comentado un estudiante de veterinaria que ha leído este artículo, mejor que el agua es el suero Ringer Lactato (de venta en farmacias).

Durante este tiempo, Loli no abrió el pico lo suficiente como para poder darle nada sólido. Otro consejo, que se me olvidaba, la técnica para que abra el pico un pajarito de esta edad, es hacer círculos lentamente con la jeringuilla por encima de su cabeza, hasta lograr que la ponga la cabeza casi vertical y abra el pico para comer. Recordad que esta es la mejor postura para recibir el alimento. Por supuesto, hay que asegurarse de que el émbolo de la jeringuilla corre bien, puesto que si se atasca y hacemos fuerza, puede que salga mucha comida de golpe y ahoguemos al pajarito, o le hagamos daño, algo que puede hacer que no quiera comer más. Recomiendo ir sacando la comida poco a poco, de forma que cuelgue de la jeringuilla antes de introducirla en el pico, en lugar de apretar la jeringuilla, eso es muy peligroso y se acaban muriendo muchos de neumonía. El mejor consejo para darles de comer, es tener paciencia y darles poca comida pero de forma frecuente. Si les vamos enseñando a valerse por ellos mismos, los "cuidados intensivos" no durarán más de 5 o 6 días para un pájaro que tenga entre 8 y 15 días, lo que no se puede decir que sea un trabajo demasiado arduo, aunque sí requiere cierta constancia, habilidad e ingenio.

Como Loli no comía nada, estábamos desesperados y de hecho, se estaba debilitando por momentos, haciéndonos temer por su vida. Por ello, como sabíamos que agua bebía, intentamos hacer una pasta muy líquida y nutritiva. Para ello, usamos bebida de soja con sabor a naranja (que sabíamos que le gustaba), harina de trigo, un poco de huevo crudo y una pequeña parte de su cáscara (rica en calcio) finamente triturada para que se mezcle con la pasta. Ojo con las cosas que tienen azúcar, a la larga les pueden provocar ceguera, ya que los pájaros, como otros animales, son algo diabéticos.

SOBRE LA FORMA DE DARLES DE COMER LA PASTA

Pero hay que tener en cuenta, algunas cosas a la hora de usar esta pasta "milagrosa". La primera, es que hay que comenzar con una pasta muy líquida (con mucha agua), que iremos espesando según se acostumbre a ella y comience a comer, momento en el que podemos cambiar el huevo crudo por huevo cocido. Como en el caso de hacerle beber agua, lo mejor es dejar una gota en la punta de la jeringuilla y ponerla en la comisura del pico, para que pruebe su sabor y beba poco a poco. Posteriormente, si reacciona a la alimentación, se puede ir espesando la mezcla con pasta para de cría para canarios (de venta en tiendas especializadas) o en su defecto, con pienso seco para gatos, que disolveremos y trituraremos cuidadosamente en agua caliente, hasta que sea una pasta homogénea y más o menos líquida, en función de nuestras necesidades y la habilidad del pajarito para comer, pero recordad la hidratación, sobre todo, si hace calor.

NOTA:  No hay que apretar la jeringuilla cuando la tiene dentro del pico puesto que se le puede ir la comida a los pulmones. Hay que ir dejando una gotita de comida en la punta de la jeringuilla y acercarla al pico para que coma. Recordad, no apretad nunca la jeringuilla cuando la tiene dentro del pico.

Deciros que Loli está creciendo poco a poco, pero es un poco remolona a la hora de picar de los comederos y beber del bebedero y se limita a piar pidiendo comida de vez en cuando. En este punto, para que sienta la necesidad e intente picar por ella misma, estoy espaciando las comidas y por lo menos, algo pica del comedero en el que le tenemos puesta pasta de cría, el agua será otro problema y por ello, le vamos dando poco a poco ya que hace calor y no queremos que se deshidrate. Pronto le colocaremos una superficie plana en el fondo de la jaula sobre la que echaremos comida, como arroz cocido o mezcla, para que comience a tener el impulso de picar. Recordad que es bueno controlar las deposiciones para ver que todo marcha bien y que el pájaro está hidratado.

Loli es muy tierna y es pequeña, también suele dormir en su nidito al que le cambiamos el papel cuando lo ensucia, la verdad es que es un encanto y no hay nada más tierno que verla dormir o simplemente, cuando está sentada en su nido.

CUIDADOS DEL PAJARITO Y MÁS CONSEJOS

Si pensamos que el animal está enfermo, lo primero es examinarlo detenidamente y ver su comportamiento, en ocasiones no hacen sus necesidades por tener una deposición pegada entorno a su cloaca, lo que se puede limpiar con un poco de agua tibia, teniendo cuidado de no mojar mucho el pájaro. Los pájaros enfermos lo que necesitan es temperatura, su temperatura corporal está entre los 40º y 43º, siendo letal una entre 46-47º (fiebre). La mejor forma de tomarles la temperatura es con un termómetro de infrarrojos apartando la pluma, o recurriendo al veterinario. El calor es el motivo por el que mis pajaritos les gusta estar encima de la pantalla del ordenador mientras estoy trabajando y se están quietecitos mucho tiempo mirando lo que hago (lo mismo alguno comienza a programar en Linux un día de estos). Si el animal está enfermo, podemos colocarlo junto a una lámpara de incandescencia, que ha de ser lo suficientemente potente, como para mantener la temperatura del aire junto al animal entorno a unos 33º, pero con cuidado, sin que le de directamente la luz, o que se puedan quemar con la bombilla. Para ello, también se puede usar una manta térmica o similar, debidamente protegida para que no se ensucie. Recordad que todo animal enfermo ha de estar muy bien hidratado y no debemos forzarle a comer demasiado.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Los tres pajaritos encima de la pantalla de mi ordenador

ES MUY IMPORTANTE NO MANCHAR AL ANIMAL CON LA PASTA

Toda pasta que tiene huevo crudo se ha de manejar mucho cuidado ya que también puede ser un problema para el animal, veamos algunos consejos. En primer lugar, hay que ser muy parco con el azúcar y el huevo, puesto que tienen mucho alimento y si nos pasamos, podemos dañar su hígado (como con el paté de oca). En segundo lugar, al tener huevo crudo, la pasta se ha de guardar en el frigorífico, por lo que también debemos calentar la jeringuilla en nuestra mano durante unos minutos antes de darles de comer. En tercer lugar, aunque la pasta también lleva yema de huevo, hay que usar menos yema que clara, ya que lo que pretendemos es aumentar la cantidad de proteínas de la pasta. Una buena idea para no desperdiciar mucho huevo (ya que se usa relativamente poco), es usar huevos de codorniz, que son más pequeños. En cuarto lugar, también tenemos que ser muy cuidadosos al darles de comer, ya que si se mancha con la pasta acabará secándose, creando problemas (efecto laca del pelo) con su plumaje, que ya no le protegerá y le impedirá volar. También puede acabar taponando los orificios nasales, como si fuera un barniz, lo que puede ser mucho más grave. Así que cuando usemos esta pasta, hay que tener mucho cuidado y paciencia, mejor gota a gota que a chorro. Para acabar con el uso de esta pasta, otro consejo, es conveniente lavar el huevo con lejía y agua, para asegurarnos de que no tiene salmonela, lo que se le podría contagiar al animal y transmitirlo posteriormente a las personas a través de sus heces.

En casos desesperados, cuando el animal se ha manchado con la pasta, se puede intentar bañarlo. Lo mejor, es hacerlo con la pasta todavía sin solidificar, usando agua a unos 42º, que es su temperatura corporal, en un cuenco de poca profundidad (que le cubra las patas y poco más) y usando una jeringuilla pequeña, para echarle el agua de forma controlada y sin pasarse de presión, en las zonas que se hayan manchado (cuidado con la cabeza y los ojos). Debemos tener en cuenta que los gorriones no tienen su plumaje impermeable como los patos y cuando se mojan, comienzan a perder temperatura rápidamente lo que les hace tiritar violentamente. Para evitarlo, lo mejor usar un secador de pelo con aire caliente, después de haberlo secado un poco con un pañuelo de papel. Hay que tener cuidado con el secador, no debemos acercarlo mucho al animal y debemos usar una velocidad mínima. El aire les tiene que dar de atrás hacia adelante, evitando el impacto directo en los ojos y controlando cuidadosamente la temperatura, lo que se puede hacer poniendo la mano cerca del animal. No hay que decir que este baño es solamente para casos desesperados y muy graves, ya que es muy estresante para un animal tan pequeño, sinceramente, lo mejor es tener cuidado y no mancharlo con la pasta.

MAS INFORMACIÓN SOBRE LA FORMA EN LA QUE SACAMOS ADELANTE A LOLI

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

A Loli le gusta ponerse al lado de Pili para darse calor, lo que proporciona imágenes tan tiernas como esta.

Loli, nada más probar esta pasta, comenzó a abrir la boca como una loca, a piar insistentemente y a comer como si no lo hubiera hecho en su vida. Tan ansiosa se pone cuando nos ve con la jeringuilla en la mano, que hay que tener cuidado para que no se dañe con ella cuando se la mete en la boca. Ahora se la estamos espesando la comida con algo pasta de cría y se la damos cada dos horas aproximadamente. Al mismo tiempo estamos intentamos enseñarle a comer arroz de la mano, lo que está aprendiendo rápidamente. De hecho de ayer a hoy se ha espabilado un montón y revolotea un poco por la habitación. Como he comentado antes, la mejor forma de ajustar la alimentación es controlando sus heces, comprobando que no son ni demasiado líquidas ni demasiado sólidas y que son relativamente frecuentes.

Loli tiene un comedero con pasta de cría y otro con agua en la jaula y también está comenzando a picotear en ellos, aunque todavía tiene el pico muy "blando", para lograr ser efectiva en sus intentos. Ahora está muy animada, está mucho más fuerte y hace ejercicios para fortalecer las alas. Por la noche la envolvemos con cuidado y dejándole la cabeza fuera, en un calcetín grande con un pañuelo de papel por dentro, para que esté caliente y cómoda, pero con cuidado para que pueda salir si quiere. Como Pili, en ocasiones también recurre para dormir a un nido que tiene en la jaula. Ahora que es muy pequeña, la dejamos en una habitación en la que no entra mucha luz por la mañana, para que duerma un poco más y compense nuestros horarios de "luz artificial".

DEJARLOS EN LIBERTAD CUANDO SEAN MAYORES, UNA OPCIÓN A VALORAR

Si decidimos dejarlos en libertad cuando sean mayores coman solos, hay que procurar que dicha transición se realice de forma gradual y no echarlos simplemente de casa. Es frecuente que salgan de casa y vuelvan a ella durante cierto tiempo, hasta que encuentran pareja, o se estabilizan en otro sitio. Siempre debemos valorar si están listos para valerse por ellos mismos y debemos tener en cuenta además, que no temen a las personas, por haber convivido tan estrechamente con ellas, no advirtiendo algunos de los peligros que supone la vida fuera de casa. Recomiendo, si se tiene la intención de soltarlos, que se sigan los consejos que se encuentran en la página de Grefa en el apartado ¿Qué es el imprinting? Y ¿Cómo evitarlo?, pero recomiendo leer todo lo que hay en esta página, que es muy interesante.

Si se quedan en casa, es posible que vivan entre 8 y 14 años y habrá que llevarlos al veterinario cada cierto tiempo, para que le recorte las uñas y el pico, ya que no sufren el mismo desgaste que cuando están en libertad. Recordad también que las hembras necesitan calcio y se les puede proporcionar mediante un hueso de jibia o un bloque de calcio de los que venden en las pajarerías, de otro modo, no podrán poner huevos o los pondrán con una cáscara muy débil. Aunque los gorriones es complicado que críen en cautividad, debemos tener presente que cuanto más libres estén por la casa, más fácil será que lo hagan.

Si crían hay que darles mucha proteínas, lo que puede lograrse mediante insectos de los que venden para los reptiles, o mediante pastas y bizcochos de cría, recordad que con independencia de esto cuanto más variada sea la alimentación mejor y hay que buscarles una fuente de proteína, como huevo cocido, pasta especial de cría para canarios, comida seca de gatos, etc. También es cierto que la vista de otros pájaros ayuda a la adaptación y el aprendizaje. Si están sueltos por casa, hay que tener mil ojos para tenerlos controlados y no acabar sentándose encima de ellos, que es la causa de fallecimiento más normal de estos confiados animales, aunque parezca lo contrario cuando los vemos en la calle, sobre todo, cuando son pequeños.

NOTA: Una persona anónima nos ha dejado esta receta para la comida en un comentario del foro y que considero interesante:


Una dieta buena para los polluelos de gorrión que se alimentan con jeringuilla:

- Tofu (sin sal ni azúcar)
- Yogurt de soja (100% vegetal)
- Leche de soja o refresco de soja (100% vegetal)
- Paté de hígado light sin leche y disuelto en agua
- Papilla de cereales/arroz/frutas para bebés, siempre sin leche
- Potitos para bebés sin leche
- Pasta de cría para canarios
- Papilla para insectívoros
- Puré de patatas sin leche
- Pienso seco para gatos disuelto en agua (el de perro también vale pero tiene mucha grasa, por lo que solamente lo usaremos para casos excepcionales).

Si el polluelo desconfía y no quiere comer, hay que ir probando con distintas opciones y en un estado muy líquido colocando una goita en las boqueras con la jeringuilla para ver si le acaba gustando algo de lo que le ofrecemos. Por ejemplo compota de manzana o plátano. Lo beberán, y al notar el sabor, es posible que lo acepten y comiencen a comer.

Cuando ya comen sólido:

- Bizcocho de cría con huevo para canarios
- Huevo duro
- Pan con agua (mejor pan sin sal), asegurarse que el pan no lleve productos lácteos añadidos.
- Plátano y otras frutas
- Pasta hervida
- Arroz hervido
- Lechuga y verduras variadas
- Mixtura para canarios o jilgueros
- Pienso seco para gatos

Prohibidos el aguacate y el perejil, son tóxicos para ellos.

IMPORTANTE: NUNCA DAR LECHE A UN AVE. Las aves NO SON MAMÍFEROS y no pueden digerir la lactosa. Muchas personas creen que hay que darles pan mojado en leche, pero esa alimentación les acaba matando.


"Copyleft 2006 Fernando Acero Martín. Verbatim copying, translation and distribution of this entire article is permitted in any digital medium, provided this notice is preserved".
Tags: comida, cría, cuidados, gorrión, pájaros
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

  • 2032 comments